La paternidad, un rol exclusivo

  Ser padre, es una de las mejores experiencias que puede tener una persona en la vida.

  La presencia estable de una autoridad masculina en la casa es necesaria para controlar los excesos y para enseñar el autocontrol, especialmente durante la adolescencia.

  Ellos tienen trucos divertidos, ideas interesantes para enfrentar una situación de berrinches, por ejemplo. Su modo suele resultar más eficaz.

   Al padre, en muchas ocasiones le resulta más fácil acercarse a sus hijos desde la diversión y el juego, ellos sienten que es necesario permitir que los niños prueben cosas nuevas y se arriesguen. Esto no significa que van a descuidarlos.

Si bien el estilo que emplea la mamá es diferente al del papá, se necesitan ambos siempre para completar la socialización.

  El domingo, 21 de junio, se celebra ese rol tan necesario en la vida de un hijo.